INSTITUCIÓN EDUCATIVA Nº 31789 "MIGUEL GRAU" LA OROYA - Fichas de lectura
 

INICIO
ECONOMÍA
NORMATIVIDAD
EVENTOS ACADÉMICOS
GALERÍA DE FOTOS
Videos de interés
Proyectos de Innovación
ENTIDADES INTERNAS
Aportes de profesionales
DIRECTORIO DE DOCENTES
=> Actualidades
=> Fichas de lectura
CONVOCATORIA
AGRADECIMIENTO
RED EDUCATIVA
Noticias y Comunicados oficiales

Documento de trabajo para los estudiantes y profesores de la I.E. “Miguel Grau” para las II.EE.  de mi Patria el Perú y el Mundo.
 
 
Digitación: Señorita Katerine Sarita BASHUALDO PÉREZ, Secretaria de la I.E.
Compilación: Señor Francisco Secinio SOLÍS ORTEGA, Director de la I.E.
Preguntas: Señor Francisco Secinio SOLIS ORTEGA (Está en proceso de implementación interna).


JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

FICHA DE LECTURA No. 01
 
 
DÓNDE ESTÁN LAS MANOS DE DIOS
 
 
Cuando observo el campo sin arar, cuando los aperos de labranza están olvidados, cuando la tierra está quebrada y abandonada, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios?
Cuando observo la injusticia, la corrupción, el que explota al débil; cuando veo al prepotente pedante enriquecerse del ignorante y del pobre, del obrero y el campesino carentes de recursos para defender sus derechos, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios?
Cuando veo al moribundo en su agonía llena de dolor; cuando observo a su pareja y a sus hijos deseando no verle sufrir ; cuando el sufrimiento es intolerante y su lecho se convierte en un grito de súplica de paz, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios?
Cuando miro a ese joven antes fuerte y decidido, ahora embrutecido por la droga y el alcohol; cuando veo titubeante lo que antes era una inteligencia brillante y ahora harapos sin rumbo ni destino, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios?
Cuando a esa chiquilla que debería soñar en fantasías la veo arrastrar su existencia y en su rostro se refleja ya el hastío de vivir, buscando sobrevivir se pinta la boca y se ciñe el vestido y sale a vender su cuerpo, me pregunto; ¿Dónde están las manos de Dios?
Cuando aquel pequeño me ofrece a las tres de la madrugada su periódico, su miserable cajita de dulces sin vender, cuando lo veo dormir en la puerta de un zaguán tiritando de frío, con unos cuantos periódicos que cubren su frágil cuerpecito, cuando su mirada me reclama una caricia, cuando lo veo vagar sin esperanzas con la única compañía de un perro callejero, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios?
Y me enfrento a él y le pregunto: ¿Dónde están tus manos, Señor, para luchar por la justicia, para dar una caricia, un consuelo al abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, dar amor y ternura a los olvidados? Después de un largo silencio escuché su voz que me reclamó: ¿No te das cuenta de que tú eres mis manos? Atrévete a usarlas para lo que fueron hechas, para dar amor y alcanzar estrellas=.
Y comprendí que las manos de Dios somos tú y yo, los que tenemos la voluntad, el conocimiento y el coraje para luchar por un mundo más humano y justo.
Miguel Ángel Cornejo


FICHA DE LECTURA No. 02
PARA QUE SIRVE UN MINUTO
Un minuto sirve para sonreír: sonreír para el otro, para ti y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor, sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado, percibir la transparencia del agua.
Se requiere apenas de un minuto para evaluar la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros.
Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
Es en un minuto en que uno dice el "sí" o el "no" que cambiará toda su vida. Un
minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo. Un minuto para sentir la responsabilidad, pesar en los hombros la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.

 En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar, esperar, creer, vencer y ser… En un simple minuto se puede salvar una vida. Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo. Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar o de una vida. Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo… un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante…..Sólo un minuto para entender que la eternidad está hecha de minutos.
De todos los minutos bien vividos….Un minuto... Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta... Pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas…. Decimos "un minuto" y nos parece nada…Pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, cómo se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestras labores, cómo se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, cómo nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más.
Un minuto... parece increíble... Parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida. Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo. Alguna vez alguien dijo: "Vive cada minuto como si fuera el último"…. Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que "si no es hoy será mañana"……. Tu tiempo es ahora... El futuro es incierto...Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy... Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.
Anónimo




FICHA DE LECTURA No. 03
¿PODEMOS ESCUCHAR CON TODO NUESTRO SER?
Está en nuestra naturaleza escuchar de esta manera. Fijémonos cómo escuchan los bebés. Están absolutamente atentos y conscientes. A medida que crecemos, perdemos esta habilidad y empezamos a cerrarnos emocionalmente. En la conducta de la víctima hay una gran falta de habilidad para comunicarse. Si no sabemos escuchar bien, estamos respondiendo como víctimas.
Nuestras primeras experiencias de comunicación han tenido un efecto directo en nuestra habilidad para escuchar. Eduardo, por ejemplo, recuerda que cuando era niño le hablaba a su padre siempre muy rápidamente, para impedir que éste lo interrumpiera para criticarlo. Muchas veces Eduardo se encuentra interrumpiendo a los demás y repitiendo la conducta de su padre, o sea, aprendió a escuchar agresivamente.
Entre las conductas que muestran un modo de escuchar agresivo, están: interrumpir, desplegar un lenguaje corporal amenazador o inquieto, e interponer críticas. El mensaje implícito del que escucha al que habla es: “No vale la pena que te escuche” y, así, el que está hablando siente una baja autoestima. Las líneas de comunicación se cierran, pues el que habla se siente amenazado y responde de manera más cautelosa.
Si escuchamos comprendiendo, podemos dar apoyo a una persona, sin que esto signifique que estemos de acuerdo con ella. De este modo, podremos distinguir entre el valor intrínseco de una persona y su conducta. No somos nuestra conducta, somos más que la suma de nuestras acciones. Cuando alguien nos escucha con una actitud comprensiva está validándonos y apoyando nuestra autoestima. De la misma manera, estimulamos nuestra propia autoestima cuando podemos escuchar de este modo. El apoyo a la autoestima abre las líneas de comunicación y eso hace que todo sea posible, incluso cuando tenemos una opinión distinta. Cerrar los oídos, los ojos, y todo nuestro ser a otra persona, nos hace daño. Le niega a otro el valor que posee, clausura la probabilidad de la comunicación y entonces casi todo se vuelve imposible. Recordemos cómo nos sentimos cuando alguien deja de escucharnos.
Podemos seguir practicando nuestro arte de escuchar, tomar conciencia de nuestro obstáculo y hacer el esfuerzo de eliminarlo. Una admirable consecuencia de escuchar para comprender es que cada uno de nuestros encuentros con los demás se vuelve cada vez más interesante. Toda comunicación se vuelve fascinante cuando escuchamos con cada una de las partes de nuestro ser. Aprendemos mucho de la otra persona y mucho de nosotros mismos.
ANÓNIMO

 
FICHA DE LECTURA No. 04

AMADO HIJO

El día que esta vieja ya no sea la misma, ten paciencia y compréndeme.
 
Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide como atarme los zapatos, recuerda las horas que pasé enseñándote a hacer las mismas cosas.
 
Si cuando conversas conmigo, repito y repito la misma historia que sabes de sobra cómo termina, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño,  para que te durmieras, tuve que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas tus ojitos.
 
Cuando estemos reunidos y sin querer, haga mis necesidades, no te apenes y comprende que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuántas veces cuando niño te ayudé y estuve pacientemente a tu lado esperando a que terminaras lo que estabas haciendo.
No me reprochesporque no quiera bañarme,  no me regañes por ello. Recuerda los momentos que te perseguía y los mil pretextos que te inventaba para hacerte más agradable tu aseo. Acéptame y perdóname, ya que yo soy la niña ahora.
Cuando me veas inútil e ignorante frente a todas las cosas tecnológicas que ya no podré entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario para no lastimarme con tu sonrisa burlona. Acuérdate que fui yo la que te enseño tantas cosas: comer, vestirte y tu educación para enfrentar la vida tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo y perseverancia por ti. Tu viejo
 
Si cuando conversemos me llegase a olvidar de qué estábamos hablando, dame el tiempo que sea necesario para que yo recuerde, y si no puedo hacerlo, no te burles de mí; tal vez no era importante lo que hablaba y me conforme con que sólo me escuches en ese momento.
 
Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. Sé cuánto puedo y cuándo no debo. También comprende que con el tiempo, ya no tengo dientes para morder, ni gusto para saborear.
 
Cuando me fallen mis piernas  por estar cansadas para andar, dame una mano tierna para apoyarme como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernitas regordetas.
Cuando algún día me oigas decir que ya no quiero vivir y sólo quiera morir, no te enfades. Algún día entenderás que no tiene nada que ver con tu cariño o cuánto te amé. Trata de comprender que ya no vivo, sino sobrevivo, y eso no es vivir.
Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has recorrer. Piensa entonces que con el paso que me adelanto a dar, estaré construyendo para ti otra ruta en otro tiempo, pero siempre contigo.
 
No te sientas triste o impotente por verme como me ves. Dame tu corazón, compréndeme y apóyame como lo hice cuando empezaste a vivir. De la misma manera como te he acompañado en tu sendero, te ruego me acompañes a terminar el mío. Dame amor y paciencia que yo te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti.
 
ANÓNIMO
 




FICHA DE LECTURA No. 05

EL ARTE DE ESCUCHAR
 
Una simple conversación humana es un fenómeno social en vías de extinción. ¿Seremos capaces de reaprender el arte de escuchar, no sólo para oír, sino para comprender?
¿En qué consiste el arte de escuchar? ¿Qué cosas incluye? ¿Por qué es importante para una buena comunicación? En idioma chino, el verbo “escuchar” se compone de cinco caracteres, que significa: el oído, la otra persona, los ojos, la atención concentrada y el corazón.
Esto indica que escuchar es más que simplemente oír, lo que, a menudo, es considerado como una función instintiva. El arte de escuchar compromete a todo nuestro ser. Cuando escuchamos con la totalidad de nuestro yo, hacemos muchísimo más que simplemente oír las palabras. Nos damos cuenta de lo que éstas nos comunican en todos los niveles de nuestro ser, ya que escuchamos con la cabeza y con el corazón.
Cuando escuchamos a alguien con toda nuestra atención, estamos valorando a esa persona. Le estamos diciendo: “Respeto sus opiniones, sus sentimientos, sus pensamientos; tiene derecho a sentirlos y a expresarlos”.
Si no escucha en el sentido chino de la palabra, escucha para comprender; escucha con todas las partes de sus ser, con su mente-cuerpo-espíritu-emociones.
Cuando dos personas escuchan para comprenderse, de hecho se están diciendo: “Usted merece toda mi atención”. Las líneas de comunicación están abiertas y ambas personas se están validando mutuamente. Se dan cuenta del valor que tiene el otro y han creado realmente una interacción de apoyo mutuo.
Como la comunicación se basa en la confianza, puede ser abierta y sincera. Al validarnos mutuamente de este modo, aumentamos la propia autoestima, así como la del otro.
ANÓNIMO
 


FICHA DE LECTURA No. 06

EL MEJOR PARTIDO
 
El campeonato de fútbol americano estudiantil estaba por comenzar cuando el entrenador del equipo favorito se enteró de que el papá del mariscal de campo suplente acababa de fallecer, así que fue a darle la terrible noticia:
Hijo, tengo que darte una mala noticia… Sé de la estupenda relación que llevas con tu padre, desafortunadamente nunca lo traté, pero siempre los veía abrazados, sonriendo, comentando varias cosas. Él estaba presente en todos los  partidos y, aunque no alineabas, siempre tuviste su apoyo. Desafortunadamente me acaban de informar que tu padre ha fallecido.
El joven se tomó con las manos el rostro y empezó a sollozar, y después de unos minutos, le dijo al entrenador:
Quiero pedirle un favor: déjeme jugar este partido. Para mí es transcendental, aunque sea sólo unos minutos.
El entrenador se quedó pensativo unos instantes, estaba en juego el campeonato de fútbol americano que él siempre había soñado, pero también la felicidad de uno de sus pupilos; así que, después de meditar unos instantes, pensó:
“Unos minutos en el juego que intervenga este chicho, no le afectará a nadie·”
Y el joven entró al campo de juego.
Su participación fue asombrosa, inyectaba de entusiasmo a todos sus amigos, sus pases demasiado acertados; era alguien muy diferente al que conocían. El entrenador no podía creer el cambio radical de aquel chico.
Al terminar el partido resultó ser el jugador más valioso, por lo cual recibió un trofeo. El entrenador, sorprendido, se acercó al joven le dijo:
Chico, estoy muy extrañado: te dije que tu papá había fallecido, sé que se llevaban muy bien y sin embargo, te quedaste a jugar; tu juego no era bueno y hoy ofreciste un partido que nos dejó sorprendidos a todos.
El joven contestó llorando:
Sabe, mi papá siempre quiso verme jugar, nunca pudo porque era ciego, yo me sentía triste al saber que no me observaba, pero hoy por primera vez desde el cielo me está viendo, y le ofrecí el mejor partido.
ANÓNIMO


 
FICHA DE LECTURA No. 07
¿DÓNDE ESTÁ DIOS?
Un niño pequeño quería conocer a Dios. Y como sabía que el viaje podría ser largo, puso en la valija varios paquetes de bizcochos y seis latas de gaseosas. Así inició su marcha.
 
Después de recorrer dos o tres cuadras, vio a una anciana que estaba sentada en el parque, contemplando unas palomas. El niño se sentó junto a ella y abrió la valija. Cuando iba a tomar un sorbo de gaseosa, se dio cuenta de que ella tenía cara de hambre, por lo que le ofreció un bizcocho. Ella lo aceptó con gratitud, sonriente. Su sonrisa era tan bella que, por verla otra vez, el niño le ofreció una gaseosa. La anciana le volvió a sonreír. ¡El chicho estaba encantado!
 
Toda la tarde estuvieron allí, comiendo, sonrientes, sin decir una palabra. Al oscurecer, el niño, sintiéndose muy cansado, se levantó para irse, pero apenas hubo andando unos pasos giró en redondo y corrió hacia la anciana para darle un abrazo. Ella lo abrazó también y le dedicó la mejor de sus sonrisas.
 
Poco después, cuando abrió la puerta de su casa, su madre se mostró sorprendida ante su expresión de felicidad.- ¿Dónde has estado hoy y por qué te sientes tan feliz?- le preguntó:
Almorcé con Dios, - fue la respuesta. Y antes que su madre pudiera replicar, el niño agregó - ¿Sabes una cosa? ¡Tiene la sonrisa más bella que puedes imaginar!  
Entretanto, la anciana también había regresado a su casa, radiante de alegría. Asombrado por la expresión de paz que irradiaba, su hijo le preguntó:
-Madre, ¿qué has hecho hoy que pareces tan feliz?
-Comí bizcochos con Dios en el Parque. –Y antes de que su hijo le respondiera, agregó- ¡Es mucho más joven de lo que yo esperaba!
Anónimo
 
 
FICHA DE LECTURA No. 08
EL EGOÍSMO ES UN ANTICIPO DEL INFIERNO
La prioridad de lo grande siempre es del ego; en cambio, para el amor no hay grande ni pequeño; el amor abraza a quienquiera que se le acerque.
El amor siempre está feliz cuando puede dar o compartir; el ego sólo está contento cuando puede obtener.
Uno se vuelve como un rey dondequiera que haya flores de amor; y uno se vuelve pobre y lleno de sufrimiento siempre que las espinas del ego estén presentes.
El amor se siente feliz dando bondad a alguien; el ego se siente feliz incomodando a todo el mundo.
El amor espera día y noche. Se siente agradecido cuando puede compartir. El ego es incapaz de esperar.
El ego siempre vela por sus intereses. Acude sólo si con ello cumple algún propósito. El amor, en cambio, es inmotivado: amar es su propia recompensa.
El Amor es feliz aun recibiendo heridas. En cambio, el ego, recibiendo “algo” no está contento: siempre desea más.
El ego es un eterno mendigo, siempre demandando más. El amor, en cambio, es un rey, un emperador. ¿Existe acaso un rey más grande que el amor?
Anónimo

 


 
FICHA DE LECTURA No. 09
¿ CÓMO SE MIDE LA VIDA?
La vida no se mide anotando puntos, como en un juego.
 
No se mide por la fama de tu familia, por el dinero que tienes, por la marca de coche que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas, ni por cómo te aceptan los otros.
 
No se mide por lo guapo o por lo feo que eres, por la marca de ropa que llevas, ni por los zapatos, ni por el tipo de música que te gusta.
 
La vida, simplemente, no es nada es eso
 
La vida se mide según a quién amas y según a quién dañas. Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros. Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
 
Se trata de la amistad, la cual puede usarse como algo sagrado o como un arma. Se trata de los juicios que formulas, por qué los formulas y a quién o contra quién los comentas.
 
Se trata de quién no le haces caso o ignoras adrede.
 
Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.
 
Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, de cómo lo cultivas y de cómo lo riegas.
 
Pero en la mayor parte, se trata  si usas la vida para alimentar el corazón de otros.
 
Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar a otros, de eso se trata la vida.
 
Anónimo
 
FICHA DE LECTURA No. 10
 
EL PLACER DE LA AMISTAD
La razón principal por la cual muchos carecen de amigos es que son tan cortos en dar como ávidos en recibir.
 
Generalmente, dedicamos todos nuestros cuidados a nuestros negocios y no entendemos que hay que considerar a la amistad como el mejor negocio y, por lo tanto, dar también a nuestros amigos una parte de nuestro tiempo. ¿Es que acaso no lo merecen?
 
Nada hay en este mundo más bello y útil que la seguridad de tener amigos, cariñosos, fieles, dispuestos a servir, y cuyo afecto no oscile al compás de las circunstancias de la vida y los embates de la suerte, sino que más nos quieran en el momento de la adversidad, que en los días felices.
La confianza merecida en los amigos es un estimulante continuo, porque nos alienta y nos incita a una conducta mejor, al sentir que creen y confían en nosotros, mientras otros nos muestran enemistad solamente porque no nos comprenden.
 
Si de pronto la amistad desapareciera de la existencia humana, sería lo mismo que si se apagara el sol, porque nada mejor ni más placentero nos dieron los dioses inmortales.
 
Orison Swett Marden
 
FICHA DE LECTURA No. 11
AMISTAD
La amistad es un efecto muy hondo; es un lazo muy estrecho; es un sentimiento desinteresado y recíproco: un cariño tan íntimo, tan firme, tan duradero, tan lleno de abnegación, que es capaz de cualquier sacrificio y llegar hasta el heroísmo.
 
En efecto; la verdadera amistad sólo se manifiesta después de algunos años de trato íntimo y de inequívocas pruebas de cariño y desinterés.
 
La amistad no se conquista, no se impone; se cultiva como una flor; se abona con pequeños detalles de cortesía, de ternura y de lealtad; se riega con las aguas vivas del desinterés y cariño silencioso. No importan las distancias, los niveles sociales, los años o las culturas.
 
La amistad todo lo borra.
 
Aunque haya en el árbol de la naturaleza unas ramas más altas que otras, las almas de igual nobleza tienen el mismo origen, y así puede haber amistad entre mayores y menores, pues las amistades nobles proceden del alma.
 
No se necesita ver frecuentemente el amigo para que la amistad perdure. Basta saber que éste responderá cuando sea necesario, con un acto de efecto, de comprensión y aun de sacrificio.
 
De la amistad depende que nuestra vida sea una fiesta o un funeral solemne. Sin una mano amiga que le estreche el hombre se desbarranca. Con una mano amiga el hombre se redime.
 
Anónimo



SEÑORAS Y SEÑORES: "CONOCER ES PODER" por Francis Bacon.
El conocimiento tiene que ser el tema muy querido por los estudiantes, docentes, padres de familia, tenemos que refutar falsos argumentos como se escucha a diario como: 1. Demasiado conocimiento sobrecarga la mente o 2. Cierto tipo de conocimiento es irrelevante.
Nunca olviden que el cerebro tiene 14 millones de células. Y si se usan al máximo, esta computadora humana que hay en el interior de nuestra cabeza podría contener todo el conocimiento de la humanidad desde el comienzo del mundo hasta el presente y todavía le sobraría lugar.
Todo conocimiento es importante, es un hecho que muchas personas no quieren aceptar.    
 


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=