INSTITUCIÓN EDUCATIVA Nº 31789 "MIGUEL GRAU" LA OROYA - Coro Escolar
 

INICIO
ECONOMÍA
NORMATIVIDAD
EVENTOS ACADÉMICOS
GALERÍA DE FOTOS
Videos de interés
Proyectos de Innovación
ENTIDADES INTERNAS
=> Banda de Musicos
=> Consejo Directivo de APAFA
=> Coro Escolar
=> Circulo de Estudios
Aportes de profesionales
DIRECTORIO DE DOCENTES
CONVOCATORIA
AGRADECIMIENTO
RED EDUCATIVA
Noticias y Comunicados oficiales


CUMPLIENDO UN NUEVO PROYECTO EDUCATIVO, PROPUESTO POR EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SR. MANUEL HUERTA COTERA E IMPULSADO POR EL DIRECTOR DE LA I.E. "MIGUEL GRAU" SE CONSOLIDÓ LA  ORGANIZACIÓN DEL CORO ESCOLAR, CON METAS ESTUDIANTILES E INSTITUCIONALES DE DIFUNDIR EL CANTO TRADICIONAL Y MODERNO EN LOS JUEGOS FLORALES ESCOLARES QUE ORGANIZA LA UGEL YAULI LA OROYA Y EN EVENTOS DE COROS ESCOLARES A NIVEL REGIONAL Y NACIONAL.
TRABAJO DE SELECCIÓN Y PREPARACIÓN EMPRENDIDO POR LA DOCENTE ESPECIALISTA EN CORO ESCOLAR Y CANTAAUTORA  MARÍA ELENA LÓPEZ MELÉNDEZ.
LA DIRECCIÓN DE LA I. E. EXPRESA SU DESEO DE MUCHOS ÉXITOS EN ESA LABOR A LOS ESTUDIANTES Y A LA DIRECTORA DEL CORO ESCOLAR. Y FELICITA A LOS PADRES DE FAMILIA DE LOS (LAS) ESTUDIANTES SELECCIONADOS (AS) POR EL ESFUERZO QUE ESTÁN DESPLEGANDO, TODA VEZ, QUE LOS (LAS) NIÑOS (AS) ASISTEN A SUS CLASES EN HORAS EXTRAS E INCLUSO LOS SÁBADOS, ESFUERZO DE  PROVECHO PARA BIEN DE ELLOS (AS) MISMOS (AS) Y DE LA EDUCACIÓN NACIONAL. 
Y FINALMENTE EL DIRECTOR DE LA I.E. FELICITA DE MANERA MUY ESPECIAL AL PROFESOR FRESSLY BARZOLA BLANCAS, POR SU DECISIÓN Y COMPROMISO INSTITUCIONAL DE APOYAR EN LOS ENSAYOS EN LAS HORAS DE RECESO A LOS ALUMNOS Y ALUMNAS DEL CORO ESCOLAR A FIN  DE QUE LAS TÉCNICAS MUY DIDÁCTICAS POR CIERTO QUE VIENE ENSEÑANDO LA PROFESORA MARÍA LÓPEZ MELÉNDEZ TENGA LA CONTINUIDAD DEL CASO. MUCHOS ÉXITOS APRECIADOS (AS) DOCENTES.

 



INTEGRANTES DEL CORO DE LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA Nº 31789 “MIGUEL GRAU” CORRESPONDIENTE AL AÑO 2012
6TO.  GRADO “A”
1.       ERIKA RIOS GODIÑO
2.       ÁNGELO VALDIVIA VICTORIO
3.       JAKELYN AIRA CHÁVEZ
6TO.  GRADO “B”
4.       MIRELLA CABELLO HUANAY
5.       SUSAN QUISPE GUZMÁN
6.       MARIENELLA AGUILAR ROSALES
7.       GRACIELA MALPARTIDA ZEVALLOS
6TO.  GRADO “C”
8.       ROSMERI HUAROC LLACTA
5TO.  GRADO “A”
9.       XIOMARA VIVAS PROA
5TO.  GRADO “B”
10.   YANELI VELIZ FILIPES
11.   MELANY LANDA ROJAS
5TO.  GRADO “C”
12.   NATALI  LANDA LINO
13.   JULIA LUNA HUAYNATES
14.   GERALDINE LIMAS LADERA
4TO.  GRADO “B”
15.   BRANDO SERRANO JULCA
16.   ÁNGELO PAUCAR MAYTA
17.   VANESSA HUERTA MAURICIO
18.   KAREN URETA ÁLVAREZ
4TO.  GRADO “C”
19.   ANDERSON MIGUEL GÓMEZ
4TO.  GRADO “D”
20.   EMILY CHANCÁN CÓRDOVA
21.   MARIANA TICSIHUA EGUSQUIZA
 3ER.  GRADO “B”
22.   STEFHANI CABALLERO SÁNCHEZ
 3ER. GRADO “C”
23.   MIGUEL ANGEL IZQUIERDO QUINTANA
24.   FERNANDO MALLMA RUTTI
25.   JOSÉ MIGUEL ZACARÍAS BARRETO
26.   INGRID JARA ALZAMORA
3ER. GRADO “D”
27.   FRANKLYN CRISPÍN ZARATE
2DO. GRADO “B”
28.   NICOL KIARA PORRAS CUELLAR
2DO.  GRADO “C”
29.    MARIO ORÉ HUANUQUEÑO
 
FELICITACIONES ALUMNOS Y ALUMNAS POR  PERTENECER AL CORO ESCOLAR DE NUESTRA PRESTIGIOSA INSITUCIÓN EDUCATIVA "MIGUEL GRAU". Atte. F. Solís O.  
 
 



IMPORTANCIA DEL CANTO EN LA PERSONA
Por el I.E.S. TALAVERA LA REAL
Mag. Reyes Caballero
La música es un medio poderoso para desarrollar una personalidad plena y armoniosa; tiene un efecto profundo y de gran alcance en los distintos aspectos de la psicología humana, no sólo sobre la imaginación sino también sobre el pensamiento y la voluntad.
El canto es el gesto musical más inmediato, el que no exige instrumento alguno, el que está al alcance de todos, como prolongación del lenguaje. Sin embargo resulta más complejo de lo que parece, puesto que pone en juego la escucha de un objeto sonoro exterior (el modelo a reproducir), la actividad de las cuerdas vocales, la audición interior y exterior del sonido producido, y su comparación con el modelo por medio de la memoria.
El canto es la manifestación musical en la que el hombre se implica más; su cuerpo proporciona todo lo necesario para la existencia del sonido: aire, lengüeta y caja de resonancia. Todo su ser está afectado en esa acción.
El coro escolar, como medio supremo de la pedagogía de la música, merece nuestra atención, ya que son pocos los medios materiales que se necesitan para llevarlo a cabo y muchos los resultados.
Dice Maneveau (1993, p.281) que...”el coro es el menos caro de los instrumentos colectivos y su fuerza reside en la unión de las capacidades individuales, es el instrumento armónico por excelencia, que nos sitúa en el corazón de la armonía. Es, pues, un instrumento pedagógico privilegiado y de absoluto primer orden”.
La voz se utiliza como medio expresivo desde antiguo. La actividad del canto es un medio muy adecuado para destacar las condiciones que se poseen, ejercitando una buena pronunciación y mejorando la formación auditiva y rítmica.
Pero no de menor importancia es el aporte que tiene el canto como componente de la formación integral de la persona, el canto es una actividad musical que puede comunicar sentimientos, recuerdos, estados de ánimo, ideas, etc; al oyente. Proporciona el formar hábitos de trabajo colectivo, fomentando sentimientos de comunicación y cooperación mutua.
FORMACIÓN DE COROS ESCOLARES
¿Cómo formar un coro escolar? ¿Cómo recopilar cantos? ¿Cómo seleccionar a los alumnos? No es tan difícil como aparenta, el director del coro debe tener presente que todo el que habla podrá cantar; es necesaria una técnica, tiempo, trabajo y paciencia para que el trabajo fructifique.
En primer lugar haremos una selección, en principio no se debe excluir de esta actividad a ningún escolar, sino más bien buscar todas las posibilidades para que desarrollen todas las facultades en aquellos que presenten problemas; con el tiempo el que realmente  está interesado no pierde un recreo para ensayar, de manera que personalmente propongo una selección “natural”, es decir admitimos a todos.
En segundo lugar el repertorio puede variar según los intereses del coro, pero considero oportuno señalar que es enriquecedor para los alumnos cantar canciones tradicionales, sobre todo canciones del folklore propio, que además de ser melodías fáciles de cantar les gustan, de esta manera les hacemos conocer y disfrutar de la música de la tierra, distinta a la que están acostumbrados a escuchar habitualmente, ampliando su espectro musical.
En tercer lugar saber que la base de una buena técnica para la educación de la voz es la respiración. La respiración que se usa para hablar o cantar debe producirse uniformemente, de modo que la emisión del sonido sea regular. Además de la respiración, la impostación, es decir la correcta colocación del sonido en el aparato resonador cuando éste sale de la laringe es necesaria para conseguir una voz flexible, vibrante y sin altibajos.
La educación de la voz va muy estrechamente ligada a la educación auditiva, ya que la emisión del sonido está muy condicionada por la facultad de escuchar y oír interiormente los sonidos. El hecho de reproducir sonidos será la primera meta a prestar atención.
En cuarto lugar debemos armarnos de paciencia e ilusión, el director del coro debe transmitir a los alumnos motivación e interés, ilusión por conseguir una adecuada interpretación, poniendo no sólo todos los componentes de una buena dicción, articulación y entonación, sino poniendo el corazón, sintiendo lo que se canta; poniendo especial hincapié en los matices, que hacen partícipe al oyente de lo que expresa la canción.
El canto Coral ha cumplido siempre con su destino de conmover las raíces más profundas del espíritu humano, exaltando la alegría de vivir en todas sus facetas, característica ya descubierta por Platón cuando lo definiera acertadamente como: “el arte que, regulando la voz, llega hasta el alma y le inspira el gusto a la virtud”.
A la par del dominio de la técnica coral el director debe poseer una buena dosis de energía adicional y poder de convicción para solucionar los problemas no específicamente musicales, ya sean de carácter interno referidos a la conducción del grupo humano, o externos en lo que hace a la proyección artística y social del coro, interviniendo en la concertación de actuaciones que posibiliten un eficaz mantenimiento y desarrollo del entusiasmo del grupo.
Desde que comencé a formar coros, hace cuatro años, siempre he tenido una respuesta fabulosa por parte del alumnado.
Estos tres últimos años dirijo el coro del Instituto “Bachiller Diego Sánchez” en Talavera la Real, con una media de 80 alumnos.
Destaco la ilusión y entusiasmo con la que los alumnos acuden a los ensayos, en tiempos de recreo o después de la jornada escolar. Son alumnos de 1º a 4º de la E.S.O., que se implican en un proyecto común, el de cantar.
Hemos participado en actuaciones en el propio instituto, intercambios con otros centros educativos, en los concursos de Villancicos que organiza la Diputación de Badajoz y en las actividades que desde la “Asociación de directores de coros escolares de Extremadura” realizamos: Recitales de villancicos, Festivales de primavera, grabación de discos compactos y un último proyecto de formación de coros intercolegiales.
Es en este último punto donde quería detenerme; es reciente esta formación de coros intercolegiales que implican un quehacer común, no sólo entre alumnos de varias edades, de varios centros, y de varios niveles socioculturales, sino también entre profesores de diferentes centros educativos, con diferentes criterios e intereses.
El primer coro intercolegial que hemos formado está compuesto por alumnos de diez colegios e institutos diferentes, de Badajoz y provincia, para la realización de un viaje conjunto a Viena.
Este coro lo componían 90 escolares, con edades comprendidas entre los 10 a los 17 años. Para la selección de estos alumnos tuvimos que llegar a un criterio único, cada director escogió a los alumnos que más tiempo llevasen en el coro; esto fue un gran y nuevo incentivo para ellos, puesto que muchos están en el coro un par de años y luego se van; aquí vieron recompensada su constancia.
Podríamos decir que estos alumnos son los que más educada tienen la voz puesto que llevan más tiempo aprendiendo a cantar.
De la misma manera tuvimos que elegir un repertorio único, que costó algo más de dedicación, pues cada uno tiene un gusto musical que difiere en algo o en mucho del resto de los compañeros. Pero como nuestro fin era difundir la cultura extremeña nuestro repertorio fue extremeño, y no hubo ningún problema en la selección del repertorio.
Algo más problemático fue elaborar las listas de avión y de hotel, pues al ser un grupo tan numeroso tuvimos que encajar a los alumnos detalladamente por habitaciones, de manera que su profesor estuviera lo más cerca posible.
Los ensayos los realizábamos los sábados por la mañana, asistiendo todos los alumnos y profesores, esto supone un intercambio riquísimo para nosotros, los profesores, porque aprendimos mucho unos de otros, entre otras cosas destaco:
  • Técnica de dirección coral
  • Cómo organizar los coros
  • Cómo motivamos a nuestros alumnos
  • Cómo corregimos los fallos
  • Cómo mantenemos el coro afinado.
  • etc, ...
Y, sobre todo nos apoyábamos unos a otros, cuando uno se desanimaba los demás subían el ánimo. Para los alumnos supone un enriquecimiento personal increíble.
Nuestro próximo proyecto es la grabación de un disco compacto con las canciones que representamos en Viena, así como la realización de otro viaje para el curso que viene.
Los profesores estamos muy ilusionados con todas las actividades de la Asociación, pero más si cabe lo están los alumnos, que siguen llamándose y echando de menos a sus compañeros de “proyecto”.
Es importante destacar la colaboración docente, el implicarnos en un proyecto común con un resultado único.
Y sobre todo coincidimos en resaltar el coro como fuente de educación en valores, vamos a numerar algunos objetivos que consiguen los alumnos:
  • La educación auditiva y vocal, el resultado sonoro casi inmediato es quizás uno de los atractivos más poderosos de la actividad. El alumno disfruta cantando y aprende cantando.
  • La inevitable relación entre música y lenguaje, ya que por definición las canciones poseen letras. Las palabras en la música se erigen, casi se materializan a través del canto. Los alumnos entienden el sentido del texto para transmitir lo que expresa la canción y vocalizan adecuadamente cada palabra.
  • Educa y disciplina el carácter, educa en la constancia y responsabilidad; deben asistir a los ensayos puntualmente, en tiempo de recreo o extraescolar.
  • Ayuda a expresarse en público, a actuar.
  • Educa la voluntad, ya que deben hacer un esfuerzo personal por asistir siempre y aguantar hasta el final. La responsabilidad en el ensayo coral les hace valorar el esfuerzo, la atención que tendrá como resultado una obra gratificante y artísticamente valiosa.
  • Adquieren un autodominio, ya que deben atender las indicaciones del director y acompasarse al grupo.
  • Adquieren también cultura musical, y valoran las tradiciones. A través del folklore se nos permite conocer otras razas y culturas. El canto despierta la sensibilidad y el sentimiento de lo estético en el hombre, al formar el gusto musical.
  • Eleva la autoestima: se sienten capaces de llevar un proyecto común, actuar, pierden el miedo al ridículo, se sienten protagonistas.
  • Fomenta las relaciones sociales: en el coro se conocen alumnos de varios grupos y edades distintas, y persiguen una meta común para lo que deben estar unidos. Este valor social del coro, uno de gran importancia, integra a alumnos diversos promoviendo la unión y borrando diferencias. Esta integración se produce en mayor medida cuando formamos los coros intercolegiales, un coro único de varios centros educativos, para viajar juntos, cantando.
  • Para los alumnos tímidos es especialmente pedagógico, ya que les ayuda a perder la timidez de una manera conjunta, se refugian en el grupo pero cantan con ellos.
  • Si además en el coro hay alumnos con necesidades educativas especiales (suele haberlos puesto que a estos alumnos les encanta la música, es un área que les integra, no se sienten diferenciados respecto a los demás) resaltamos las capacidades sociales de tolerancia, respeto y solidaridad.
  • La satisfacción y el placer de compartir el resultado con el público: mostrar lo que hemos logrado a los demás reafirma que “somos capaces”, al tiempo que les ayuda a hacerse cargo de aciertos y errores.
  • Se sienten “hacedores” de la música, recreadores de la magia del sonido, trascendiendo a una dimensión nueva, distinta, única.
Sentimientos de compañerismo, solidaridad, respeto al semejante, tolerancia, incentivación de los hábitos de orden, disciplina y constancia son algunos de los valores que se encuentran presentes en la labor coral. Constituido por estos elementos el coro se convierte en un escenario ideal para la formación ética y cultural, de considerable importancia y eficacia.
El canto coral es un aporte importante en esta época de confusiones y desorientación para lograr un objetivo en la vida de la juventud, despertando y fortaleciendo ideales de superación humana.
El canto coral adquiere un elevado sentido social al unir en las agrupaciones corales a seres humanos de diferentes círculos culturales, estratos sociales, sexo y edad.
El canto coral contiene todos los elementos que tienden a la armonía, la paz y la expresión estética; requiere disciplina y tolerancia, responsabilidad, constancia y dedicación, colaboración y comprensión, superación, profundización y conocimiento.
Desde aquí animo a todos los profesores de música a formar coros en sus centros educativos, les garantizo un resultado sorprendente.


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=